983 090 225 - Lunes a Domingo (de 10:00 a 21:00) tienda@padelsolution.es

    Las claves de un buen golpe: el grip y el overgrip

    comprar overgrips

    Todos estamos familiarizados -y muchos la protagonizamos- con la estampa de alguien a punto de empezar un partido y cambiando la cinta adhesiva que rodea el mango de la pala. La cuestión es, ¿sabemos usarlos correctamente? ¿conocemos las diferencias entre un grip y un overgrip?

    ¿Qué es un Grip?

    Un grip es la primera capa de cinta adhesiva que rodea la empuñadura de la pala de pádel. Digamos que es el que está en contacto con el material rígido del que está hecho. La principal característica del grip es, que por toda la superficie interior tiene una cola adhesiva. Esto se debe a que es la primera capa del amarre de la pala y la mano. Por tanto, la que debe quedar más sujeta para evitar que resbale y que por consiguiente tengamos un mal amarre de la pala, con la consabida pérdida de control y de potencia en el golpe.

    ¿Qué es el overgrip?

    Es la capa que está más en contacto, generalmente, con la mano. El overgrip es importante ya que suele ser donde realizamos el amarre de la pala. Suele ser de apariencia parecida al grip, aunque el overgrip es más delgado y suele ser únicamente adhesivo los extremos. Esto es para que podamos amarrarlo y después girarlo con facilidad sobre la empuñadura.

    El overgrip, se debe colocar siempre sobre un grip. Podemos colocar distintas cantidades de overgrips para ajustarnos el diámetro de la empuñadura a la dimensión de nuestra mano.

    ¿Qué diferencias existen entre grip y overgrip?

    El grip suele ser más grueso y acolchado ya que está en contacto directamente con el material rígido del mango de la pala. Además este tiene pegamento o adhesivo por toda la cara interior del mismo.

    El overgrip, solamente suele tener adhesivo en los extremos o una intensidad adherente bastante inferior. El grosor del overgrip es inferior y además, debido a que está en contacto con la mano, el overgrip está preparado para la transpiración, por lo que en algunos podemos encontrar pequeños agujeros para facilitarla. No obstante, existen productos como el Gripping Gel, de magnesio, que ayudan a reducir la sudoración.

    ¿Cómo saber el diámetro de la empuñadura de la pala de pádel?

    Existe una norma “no escrita” que es muy sencilla y de fácil aplicación. Se debe medir la distancia que existe entre la palma de la mano y la punta del dedo corazón.

    tienda padel online

    Una vez conocida esa distancia, debes traducirla en diámetro, que será el ideal para el puño de tu pala.

    Finalmente, cuando empuñes la pala, la palma de tu mano no debe cubrir toda la empuñadura, debe quedar justo un hueco de aproximadamente un dedo.

    Con este truco podremos conocer de forma aproximada, cual es la cantidad de overgrips que debemos colocarle a la pala. Pero finalmente, es una mezcla de nuestra tipología de juego, características, comodidad…

    Una elección de overgrip grueso.

    Sacrificamos tacto y control pero conseguimos seguridad y robustez en el agarre en golpes excéntricos a la pala. Otra de las características es que al tener una posición de la mano menos tensionada, ya que se cierra menos, se ejerce menos presión en el tendón epicóndilo. Esto ayuda a prevenir el “codo de tenista” o epicondilitis. La epicondilitis, no solo se conseguirá prevenir con el grip, ayuda y mucho, la pala.

    Pero hay que tener cuidado, ya que abusar de grosor de overgrip, por el contrario puede perjudicarnos a la muñeca, pudiendo provocarnos lesiones.

    Otra de las causas para elegir overgrips gruesos o aplicar más cantidad de ellos es el balance de la pala. En palas con excesivo peso en la “cabeza” se puede aumentar los overgrips para conseguir una sensación más equilibrada. Al conseguir un balance más equilibrado se consigue una sensación de ligereza.

    Una elección de overgrip más fino.

    Los jugadores que anteponen el control a la potencia, gustarán más de jugar con menos overgrips o uno más fino. Eso se debe a que se consigue una sensación de mejor “tacto”, ganando en maniobrabilidad de los movimientos. En estas situaciones es aconsejable que el jugador use una pala especialmente preparada para el control, así evitaremos posibles lesiones de epicondilitis o “codo de tenista” producidas por un excesivo uso del tendón epicóndilo.

    Cómo colocar el overgrip de la pala de padel

    Imagen de previsualización de YouTube
      Loading...
    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si sigues navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, puedes acceder a nuestra política de cookies. Información sobre nuestra política de cookies.